LEJOS , UN ENSAYO SOBRE LA IDENTIDAD

Es inevitable comenzar a hablar de esta propuesta sin destacar la potencia expresiva de Florencia Bergallo: sería poco exacto hablar de un unipersonal, ella es empapada, transformada, poseída por personajes, por fieras que visitan el escenario.

Florencia, bella y con una cara casi angelical, presta su ser como arcilla. Se entrega a la representación y realmente es tomada por ella.

En este profundo logro de metamorfosis, podemos adivinar un intenso proceso de investigación, donde la interpretación es lograda desde un lugar visceral, literalmente hablando. Algo pasa en el cuerpo de esta actriz que te deja sin respiración.

Florencia ofrece personajes totalmente atravesados, afectados, donde la forma de abordarlos, pareciera estar sostenida / intervenida por un modo que logra que la actriz se coloque indudablemente en estados físico-emocionales donde no interpreta seres, sino que se convierte en ellos.

En otra arista del mismo campo, también está muy bien lograda la manifestación de los vectores de lo interno y de lo externo. ¿Cuándo un movimiento se hace desde adentro hacia fuera? ¿Cuándo en sentido contrario?

Y todo esto impacta, da miedo, como espectador navegas por estados límites.

La temática de esta propuesta gira entre las preguntas  ¿ quién sos?  y ¿ quién te crees que sos?.

El ser como hoja en blanco, disponible y sobre cómo somos habitados -sin darnos cuenta-, por diferentes personajes, algunos de herencia cultural y otros aún más externos. Los papeles que tomamos, nos toman y jugamos.

¿Qué tan lejos estamos de vivir en la locura inconsciente, entendiendo la locura como el acto de ser habitado por múltiples individuos?

¿Desde dónde somos?

¿Cuántas personalidades –ni propias ni genuinas- conviven en nosotros sin ni siquiera estar conscientes de esto?

Esta obra explora, interpela, cuestiona y transita este proceso. Vale la pena ir a verla, y si estás recorriendo algún proceso creativo no te la podes perder.